Al rededor del año 1963 el Dr. Henry Jay Heimlich, ilustre médico estadounidense, proyectó y creó una válvula, que salvaría infinidad de vidas causadas por posibles obstrucciones respiratorias, la válvula de Heimlich.

La maniobra de Heimlich es utilizada en todo en cualquier rincón del planeta para realizar determinados drenajes torácicos. Se trata de una válvula de aleteo que interviene en el momento justo, para extraer líquidos patológicos alojados en diferentes cavidades orgánicas del cuerpo humano.

La notable creación de la Válvula de Heimlich es la combinación perfecta que dio lugar a unificar ciencia y tecnología.

Válvula unidireccional Heimlich: técnica al servicio de la salud

La válvula de Heimlich, que lleva el nombre de su creador estadounidense el Dr. Henry Heimlich, está exclusivamente diseñada para usar en maniobras relacionadas con la cirugía torácica. Con este procedimiento se intenta evitar que los líquidos combinados con el aire retornen a los pulmones del paciente.

¿Qué es una válvula de Heimlich?

Se trata de un elemento plástico transparente con forma cilíndrica, que se encuentra disponible en el mercado con bolsa de recolección conectada previamente a la válvula, o directamente se expende sin bolsa.

¿Cuál es la función de una válvula de Heimlich?

Este tipo de válvulas dedicadas a la medicina quirúrgica, tienen la misión de poner resistencia al flujo de aire de la inspiración, impidiendo la entrada de aire al interior del pecho, asimismo, este dispositivo se abre al momento de la exhalación del paciente, para dejar salir los fluidos nocivos que se encuentran en los pulmones.

Válvulas de Heimlich
Válvulas de Heimlich

Dicho en otras palabras, las válvulas de Heimlich son dispositivos que se conectan a un catéter de drenaje para encauzar el flujo en un mismo sentido y desde la misma válvula una conexión hacia un dispositivo colector externo.

¿Cuándo se realiza una maniobra de Heimlich?

Cuando un paciente presenta una obstrucción respiratoria de las vías aéreas superiores y corre peligro de asfixiarse, se puede actuar mediante la maniobra de Heimlich, sólo si esa persona no está en condiciones de respirar normalmente, toser o hablar.

En la práctica diaria, esta intervención se utiliza para posibilitar el drenaje aéreo, líquido y otros contenidos hallados en un neumotórax.

Válvula de Heimlich con conector Luer

Esta válvula de Heimlich, tan importante para ayudar a salvar vidas, está conformada por un cuerpo translúcido de material plástico flexible. Posee dos conectores donde entran y salen los fluidos y el contenido de desecho.

Funcionan como si fuera una válvula unidireccional actuando como una especie de bomba de aspiración dinámica o como una válvula unidireccional pasiva.

¿A qué se le llama drenaje torácico?

El drenaje torácico se considera una maniobra quirúrgica donde la válvula de Heimlich actúa eliminando acumulaciones como exudado, pus, aire, sangre, etc., todo lo que se aloja en el espacio de la pleura.

Asimismo, un drenaje permite recomponer el necesario intercambio de gases para expandir los pulmones y puedan funcionar correctamente.

Conclusión

La pequeña válvula de aleteo que utilizó el Dr. Henry Jay Heimlich sirvió y sirve para resolver un drenaje torácico a partir de la observación de un paciente en situación crítica. A raíz de esta contemplación surgió la creación de una válvula diseñada especialmente para drenar el pulmón en estado de colapso. El eximio médico cambió la historia de la medicina a partir de esta singular y simple válvula, que hoy lleva su nombre.

Los socorristas cuentan con este dispositivo como una herramienta esencial de salvataje, en casos de personas accidentadas con secuencias de neumotórax. El mercado actual de insumos quirúrgicos expende diferentes válvulas de Heimlich, con precios accesibles posibilitando la atención inmediata ante una eventual emergencia.